Cupcakes Arcoíris

3nov
por Azucarera / 03-11-2015 / 2 comentarios

¿Os acordáis de la Tarta Arcoíris? Seguro que sí, todos nos quedamos alucinados cuando Alma nos la preparó en Cupcake Maniacs.

Pues ahora hemos hecho unos arcoíris un poco más pequeños, del tamaño de unos cupcakes ¡No os perdáis esta nueva video receta con Alma!

 

 

Para elaborar 12 cupcakes o 48 mini cupcakes necesitas:

 

Para el bizcocho:

  •  115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 220 g de Azucarera Blanco
  • 3 huevos M
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura Royal
  • 120 ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Colorante en pasta de color rojo, rosa, amarillo, naranja, azul, verde… los que más nos gusten.

 

Para el merengue de vainilla:

  •  3 claras
  • 180g de Azucarera Blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 100ml de agua
  • 1 cucharada de sirope de maíz (Karo) o de Golden Syrup o glucosa.

 

Lo primero que vamos a hacer es batir la mantequilla a temperatura ambiente, con el azúcar blanco hasta que se integre, de menor a mayor velocidad.

Cuando la mezcla esté bien integrada, echamos los huevos, uno a uno, sin dejar de remover a velocidad media. A continuación añadimos la vainilla en pasta y seguimos mezclando. Añadimos la harina tamizada con la levadura y volvemos a remover a velocidad baja o a mano. Sin dejar de remover, incorporamos también la leche.

 

Repartimos la masa en tantos cuencos como colores queramos. Vamos tiñendo el contenido de cada uno de los cuencos con los colorantes en pasta que más nos gusten, ayudándonos de una espátula.

Lo mejor es utilizar colorantes en pasta o en gel, que conservan el color después del horneado mejor que los colorantes líquidos.

 

Cuando ya hayamos teñido las masas, echamos una cucharada de cada color en cada una de las doce cápsulas o moldes y horneamos unos 20 minutos a 180ºC (precalentamos el horno previamente).

Acordaos de no llenar más de dos terceras partes cada cápsula.

 

Mientras los cupcakes se hornean, aprovechamos a preparar el merengue de decoración: echamos en un cazo el azúcar blanco, el agua y una cucharada de glucosa (o sirope de maíz) y calentamos hasta 118ºC.

Montamos las claras a punto de nieve, y cuando la mezcla de azúcar, agua y glucosa haya alcanzado la temperatura adecuada, lo incorporamos poco a poco sobre las claras, y sin dejar de remover. Continuamos batiendo un buen rato hasta que vuelva a temperatura ambiente, y consigamos una textura sedosa.

 

Sacamos los cupcakes del horno a los 20 minutos y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando se enfríen, los decoramos con el merengue con ayuda de una manga pastelera y unas bolitas de colores por encima.

 

¡Ya veréis las caras de los niños cuando den el primer bocado y descubran los arcoíris de colores del interior! También es una buena ocasión para que os ayuden a prepararlos, estarán encantados.

 

 

Imprimir Categoría: Recetas |
 

Posts relacionados

2 comentarios

  1. Maria Camila dice:

    me parecio censacional ya prepare la receta y estan esquicitos .

Responder