Rosquillas de San Isidro con sabores divertidos y glasas de colores

10may
por Azucarera / 10-05-2017 / ¡Comenta primero!

Queda muy poco para las fiestas de San Isidro, patrón de la ciudad de Madrid. Por estas razón hemos elaborado un dulce muy tradicional: las rosquillas. Pero no son una rosquillas normales, las hemos preparado con divertidos sabores y coloridos glaseados. ¿Te animas?

 

Rosquillas de San Isidro

 

 

Tendrás estas Rosquillas de San Isidro con sabores divertidos y glasas de colores en tan solo 40 minutos. Y los ingredientes para 15 unidades son:

 

Para las rosquillas:

  • 500 g de harina
  • 150 g de Azucarera Moreno Java
  • 2 huevos
  • 1 y 1/2 sobres de levadura
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 100 ml de anís
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharada de cacao en polvo

 

Para la glasa:

  • 200 g de Azucarera Glace Seda
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • unas gotas de colorantes alimentarios rojo y amarillo

 

Para decorar:

  • unas bolitas de azúcar de colores
  • unas virutas de chocolate

 

Para la masa de las rosquillas, en un bol mezcla la harina tamizada, la levadura y el azúcar moreno Java. El azúcar moreno Java aportará unos toques avainillados perfectos para estas rosquillas. Añade también los huevos, el aceite y el anís y amasa durante 5 minutos. Separa la masa en 4 partes y mezcla una con la canela, otra con la ralladura de limón, otra con la ralladura de naranja y la última con cacao. Deja reposar las masas tapadas en un lugar fresco durante 1 hora.

Una vez reposadas, forma las rosquillas con las manos untadas en aceite y disponlas en una placa de horno cubierta con papel sulfurizado. Introdúcelas en el horno precalentado a 180ºC y cuece durante 25-30 minutos. Cuando acabe, deja que se atemperen.

 

Para la glasa: en un cuenco, mezcla el azúcar Glace Seda con la clara y el zumo de limón y remueve bien. Separa la mezcla en cuatro cuencos pequeños y tiñe cada una con un colorante diferente. Una de ellas puedes dejarla de color blanca, sin colorante.

 

Por último, para decorarlas, cubre las rosquillas con cada una de las glasas y termina espolvoreando bolitas de azúcar o virutas.

 

 

Imprimir Categoría: Recetas |
 

Posts relacionados

Responder