Melocotón en almíbar, la fruta más jugosa

25jun
por Azucarera / 25-06-2013 / ¡Comenta primero!

Uno de los postres estrella con el que conseguirás que los más pequeños de la casa tomen fruta, es el melocotón en almíbar.

Lo más importante para que te quede de diez es que los melocotones que elijas no estén ni muy verdes, pues resultarían insípidos, ni muy maduros, pues se romperían en la preparación.

25.06.13-Melocoton-en-almibar-600x609

Cuando decidas hacer una conserva, tanto salada como dulce, ya sean mermeladas, compotas, jaleas, conservas de verduras, aceites aromáticos,… es importante elegir bien la fruta y la verdura, han de estar sin golpes ni magulladuras, completamente sanas.

El azúcar es un conservante natural, por ello preparar melocotón en almíbar es una forma de disfrutar de esta fruta de temporada durante más tiempo.

En la elaboración de melocotón en almíbar para 4 ó 6 personas, necesitas:

  • 1 kg de melocotones (tamaño medio)
  • 500 gr de azúcar blanco
  • 750 ml de agua
  • El zumo  de un limón
  • La piel de un limón
  • 3 estrellas de anís

*Varios botes o envases de cristal

El primer paso es escaldar los melocotones en agua hirviendo durante unos segundos y pelarlos.

Parte los melocotones pelados a la mitad y retira la semilla.

Por otro lado, pon en un cazo al fuego el agua con el azúcar blanco y añade el zumo de limón, la piel del limón y las estrellas de anís.

Hierve la preparación durante 10 minutos, hasta que densifique y se haga un almíbar.

Pasado ese tiempo, retira la piel de limón.

Rellena los envases de cristal con los melocotones y vierte sobre ellos el almíbar caliente.

Pon los botes de cristal al baño maría en una olla y cúbrelos con un paño para evitar que se golpeen,

Calienta durante 5 minutos y, a continuación, ciérralos con las tapas y sigue esterilizando durante 20 minutos más, sin que el agua hierva.

Retira los botes de cristal del baño María y cuando estén fríos, reserva el melocotón en almíbar en un lugar fresco y oscuro.

El melocotón en almíbar puedes conservarlo cerrado hasta un año y estará delicioso; en cualquier caso te recomendamos consumirlo en los primeros 6 meses para que saborees todos sus matices.

Imprimir
 

Posts relacionados

Responder