Tartitas de queso individuales con cookies por debajo y por arriba

25abr
por Azucarera / 25-04-2017 / ¡Comenta primero!

La receta de hoy es una combinación perfecta: Tartitas de queso individuales con cookies por debajo y por arriba, tan ricas que no podrás dejar de comerlas!!

 

Cookies de tarta de queso

 

El tiempo de preparación es de 30 minutos, más el necesario para que la receta repose. Y los ingredientes para 8-10 personas son:

 

Para las cookies:

  • 220 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 90 g de Azucarera Moreno
  • 45 g de Azúcarera Blanco
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 huevo
  • 100 g de pepitas de chocolate

Para el queso:

  • 4 láminas de gelatina
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 400 g de queso fresco de untar
  • 100 g de Azúcar Blanco
  • 130 ml de nata para montar
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

 

Comienza tamizando la harina y la levadura. Mezcla en un cuenco la mantequilla reblandecida y los azúcares blanco y moreno, añadiendo los huevos y mezcla bien.

Después añade la harina, mezcla bien con las manos y cuando esté incorporada agrega las pepitas de chocolate. Vierte la masa sobre una hoja grande de film transparente y enrolla formando un cilindro alargado. Reserva en el frigorífico.

Al cabo de 1 hora, retira el rollo del frigorífico y córtalo en rodajas. Forma bolitas un poco aplastadas y disponlas (un poco separadas entre sí) sobre una fuente de horno cubierta con papel de horno. Cuece en el horno, precalentado a 200ºC, durante 10-12 min.

Remoja la gelatina 5 minutos en agua fría. Vierte el queso y el azúcar blanco en un recipiente y bate con unas varillas eléctricas 2 minutos. También puedes añadir una cucharadita de esencia de vainilla. Escurre la gelatina, dilúyela en las 2 cucharadas de agua hirviendo y añádela a la mezcla de queso removiendo bien.

En otro recipiente, monta la nata bien fría con la ayuda de unas varillas eléctricas y agrégala delicadamente a la mezcla anterior. Con pequeñas tiras de acetato forma discos del tamaño de las galletas (cerrados con cinta adhesiva) y rellena con crema de queso. Deja cuajar en la nevera 1-2 hora.

Por último, elimina el acetato de los discos de queso y dispon entre las galletas. Ya las puedes tapar y servir.

 

Consejo:

Hay que sacar las cookies del horno cuando están blandas porque se endurecen fuera del horno cuando el azúcar se enfría.

 

 

Imprimir Categoría: Postre tendencia |
 

Posts relacionados

Responder