Pastela de pollo, tradición marroquí en tu mesa

9oct
por Azucarera / 09-10-2013 / 8 comentarios

Si quieres preparar en casa un plato tradicional marroquí no dudes en probar la pastela de pollo. Una receta única que evoca la esencia de un país con gran tradición gastronómica.

¡Viaja a través de tu cocina!09.10.13-Pastela-marroqui-466x700

La pastela de pollo es una receta llena de contrastes al paladar gracias a la combinación de las especias que se utilizan en su metódica preparación. Nuestra propuesta es una pastela grande para compartir.

En la elaboración de pastela de carne para 4 ó 6 personas, necesitas:

  • 5 láminas de pasta brick o pasta filo
  • 750 gr de pechuga de pollo
  • 2 ramas de perejil
  • Una rama de cilantro fresco
  • Un trozo pequeño de apio
  • 1 l de caldo de pollo
  • 2 kg de cebollas
  • 4 huevos
  • 150 g de almendras
  • Canela
  • 100 gr azúcar glacé

Especias:

    • ½  cucharadita de jengibre en polvo
    • ½  cucharadita de cúrcuma
    • Un tercio de cucharadita de pimienta
    • 4 ó 5 hebras de azafrán

En primer lugar, trocea las pechugas de pollo en cuatro partes y dóralas ligeramente, a fuego medio bajo, en un fondo de aceite.

Incorpora el perejil, el cilantro, el apio picado y las especias (el jengibre, la cúrcuma, la pimienta y el azafrán).

Cubre la preparación con el caldo de pollo y cuece, a fuego medio, hasta que el pollo esté blando.

Por otro lado, lamina las cebollas y, cuando el pollo este cocido, retíralo del caldo, desmenúzalo y resérvalo tapado con un paño hasta su utilización.

Cuece las cebollas en el caldo. Cuando estén blandas, escúrrelas y resérvalas.

Bate los huevos e incorpóralos al caldo hasta que cuajen. Cuando estén listos, resérvalos en un colador. *El caldo restante puedes utilizarlo para hacer un guiso.

Fríe las almendras en un fondo de aceite de oliva y tritúralas.

Deja que enfríe el aceite de las almendras y pinta con él las láminas de pasta brick por ambos lados.

Dale forma a tu pastela marroquí

Para darle forma a tu pastela marroquí debes colocar en el fondo de un molde redondo de unos 25 cm de diámetro, dos capas de pasta brick.

Encima de la pasta, coloca la capa de pollo, sobre ésta, la capa de cebolla y por último la capa de huevo.

Cubre la preparación con otra lámina de pasta brick, añade las almendras molidas y, espolvorea azúcar glacé hasta que cubra todas las almendras.

Para finalizar, coloca las dos láminas restantes de pasta brick, cerrando la pastela.

Hornea la pastela marroquí entre 10 y 15 minutos a 200°.

Los últimos 5 minutos, dale la vuelta para que quede muy crujiente.

Saca la pastela del horno y espolvorea la superficie con azúcar glacé y canela en polvo.

Te proponemos servir tu pastela de pollo con una ensalada, sazonada al gusto, de naranja pelada a lo vivo, queso y hierbabuena

¡Un auténtico manjar!

Imprimir
 

Posts relacionados

8 comentarios

  1. Angélica dice:

    Me parece deliciosa, creo que los sabores de las especias le dan un toque exótico; así que la voy a preparar este fin de semana que tengo más tiempo.

  2. ouidad dice:

    hola ñe gusta mucho vuestras recetas

  3. diego dice:

    muy buena receta, la segui al pie de la letra y salió espectacular, sabores muy equilibrados…muchas gracias!

  4. […] falta de conocimiento absoluto en la elaboración de esta delicatesse, enlazo a los compañeros de La Vida Sabe Mejor y Cocinillas.es  por si alguien se anima a este reto […]

Responder