Crepes de jamón, queso y rúcula con helado de mostaza

20jun
por Azucarera / 20-06-2017 / ¡Comenta primero!

Si quieres prararte un almuerzo o una comida original y darte un capricho, no te lo pienses más, prepárales estos Crepes de jamón, queso y rúcula con helado de mostaza.

 

Crepes de jamón, queso y rúcula con helado de mostaza

 

El tiempo de preparación será de unos 40 minutos, más el necesario de reposo. Y los ingredientes para 6 personas son:

 

Para la masa:

  • 125 g de harina
  • 2 huevos
  • 200 ml de leche
  • 20 g (1 cucharada) de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • pimienta

 

Para el relleno:

  • 240 g de beicon o panceta
  • 150 g de queso tipo Havarti o Edam
  • 6 huevos
  • Unas hojas de rúcula
  • 100 ml de aceite

 

Para el helado de mostaza:

  • 180 ml de leche
  • 70 g de azúcar moreno Java
  • 420 ml de nata para montar
  • 60 g de mostaza a la antigua
  • 20 g de mostaza Dijon

 

Para el helado de mostaza: Calienta la leche con la nata y el azúcar moreno Java hasta que esté el azúcar fundido. El azúcar Java aportará unos toques suaves a vainilla y melaza al helado. Si quieres unos toques más intensos, puedes utilizar azúcar moreno Moka.

Deja enfriar y después añade las mostazas, removiendo bien y llena la heladera. Si no tienes heladera, guárdalo en un recipiente en el congelador (en este caso hay que remover a menudo con un tenedor para que no se formen cristales).

 

Para la masa: mezcla la harina, la sal y una pizca de pimienta en un cuenco y forma un volcán. Sñsde los huevos batidos con la mitad de la leche y mezcla con unas varillas. Agrega el resto de la leche vigilando que no se formen grumos. Incorpora, por último, la mantequilla derretida y deja reposar 1 hora.

 

Trocea el beicon, saltea en una sartén antiadherente hasta que esté dorado y reserva. En la misma sartén añade el aceite y fríe los huevos, de uno en uno.

 

Vierte 1 cucharón de masa en una sartén antiadherente grande, untada con aceite y repártela uniformemente. Cuece a fuego medio 1 minuto, hasta que se dore un poco, y dale la vuelta. Cocínala por el otro lado y repite la operación con el resto de la masa. Cubre las crêpes con el beicon, el queso y los huevos, sirve en un plato y termina con unas hojas de rúcula y una bola del helado de mostaza.

 

 

Imprimir Categoría: Platos principales, Receta salada con toque dulce |
 

Posts relacionados

Responder