Los azúcares son un tipo de "carbohidrato fermentable" (como algunos almidones), que son descompluesto descomponen por las bacterias de la boca para producir ácido. Este ácido puede afectar en mayor o menor medida al esmalte de los dientes.

El cuerpo tiene una defensa natural para este ataque, - la saliva, - que puede proteger a los dientes del ataque del ácido. La frecuencia con que comemos y bebemos y las cantidades consumidas, son factores claves para la salud dental.

Una buena manera de minimizar el riesgo de caries dental es cepillarse los dientes dos veces al día con pasta de dientes con flúor y tomar los alimentos azucarados y las bebidas en las comidas principales y no entre comidas a modo de picoteo.

El mejor momento para cepillarse los dientes es a primera hora de la mañana, después de comer y antes de irse a la cama. El tiempo de cepillado recomendado es de unos dos minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 77 = 86

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies