El chocolate es el ingrediente estrella de cualquier dulce, con él puedes elaborar trufas, tartas, galletas e incluso granizados.

Si eres de los que nunca le dicen que no a un postre de chocolate… ¡esta sinfonía te enamorará!

Sinfonía de chocolate

La sinfonía de chocolate te permite disfrutar de este imprescindible en varias texturas. Un truco para que el chocolate mantenga todas sus propiedades es no conservarlo ni a altas ni a bajas temperaturas. Lo mejor es reservar tus tabletas un lugar fresco de tu despensa.

En la elaboración de una sinfonía de chocolate para 4 ó 6 personas, necesitas:

Para las hojas de chocolate

  • 100 gr de chocolate de cobertura
  • Unas hojas limpias

*Hojas de enredadera lisas y de textura firme.

Para la mousse de chocolate blanco

  • 100 gr de chocolate blanco
  • 25 gr de mantequilla
  • 150 ml de nata

Para la base de chocolate negro:

  • 250 ml de nata
  • 250 gr de azúcar glacé
  • 60 gr de miel
  • 100 gr de chocolate negro
  • 35 gr de mantequilla
  • 100 gr de almendras molidas

Prepara las hojas de chocolate

En primer lugar, limpia con agua las hojas y sécalas con papel de cocina.

Por otro lado, funde el chocolate de cobertura al baño María, retíralo del fuego y deja que atempere.

Con ayuda de un pincel, pinta con el chocolate la parte trasera de las hojas y déjalas secar a temperatura ambiente.

Cuando el chocolate haya endurecido, despega con cuidado las hojas verdes y reserva las hojas de chocolate.

Prepara el mousse de chocolate blanco

Comienza troceando el chocolate blanco y fúndelo al baño María.

Cuando haya fundido, retira el cazo del fuego, incorpora la mantequilla derretida y reserva la preparación.

A continuación, monta la nata y vértela sobre el chocolate blanco. Mezcla bien hasta que obtengas una textura homogénea.

Prepara la base de chocolate negro

Pon en un cazo al fuego, la nata, el azúcar glacé, la miel y el chocolate negro troceado.

Remueve con frecuencia la preparación y, cuando se funda el chocolate, incorpora la mantequilla y mantén el cazo, a fuego mínimo, y sin dejar de remover, durante dos minutos.

Retira el cazo del fuego y añade las almendras molidas.

Vuelve a poner el cazo al fuego y, cuando comience a hervir, retirarlo y vierte el chocolate en un recipiente amplio para que se enfríe.

Cuando el chocolate haya espesado, distribuye la mitad en cuatro vasos, llenándolos casi hasta la mitad.

A continuación reparte el mousse de chocolate blanco entre los vasos y, para finalizar, coloca sobre cada mousse una tercera capa del chocolate negro que tenías reservado,

Espolvorea tus sinfonías de chocolate con cacao amargo y decóralas con hojas de chocolate.

*Este dulce puedes reservarlo en el frigorífico durante un par de días pero te recomendamos consumirlo en el día de preparación.

¡Seguro que te encanta!

4 Comments

  1. Maica Peña Ramos dice:

    Tiene una pinta que alimenta,tiene que estar delicioso

  2. natalia dice:

    Qué delicia!! Lo voy a probar sin falta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

37 + = 41

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies