Una gallete de rois de las que no se olvidan. Un «roscón» con acento francés que enamora siempre.

¡Que lo disfrutes!

Receta paso a paso

Ingredientes

Para 8 personas:
  • 2 láminas redondas de hojaldre
  • 1 huevo batido

Para la crema pastelera:

  • 250 ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 65 g de azúcar moreno de caña de Comercio Justo de Azucarera
  • 30 g de harina de maíz refinada
  • 1/2 vaina de vainilla

Para el relleno de almendra:

  • 100 g de almendra molida
  • 100 g de mantequilla reblandecida
  • 100 g de azúcar moreno de caña de Comercio Justo de Azucarera
  • 2 huevos

Para el almíbar:

  • 50 ml de agua
  • 50 g de azúcar moreno de caña de Comercio Justo de Azucarera

Utensilios

  • varillas
  • cazo
  • cuenco
  • bol
  • bandeja para horno
  • pincel
  • manga pastelera con boquilla lisa
  • cuchillo

Cómo lo hacemos

Para la crema

    1. Hervimos la leche con la vaina de vainilla abierta por la mitad a lo largo
    2. Batimos las yemas con el azúcar y la maicena y añadir la leche sin dejar de remover
    3. Lo vertemos de nuevo en el cazo y cocinamos a fuego suave sin dejar de remover hasta que espese
    4. Retiramos, vertemos en cuenco y removemos con frecuencia mientras se enfría por completo

Para el relleno de almendra

    1. En un bol, batimos la mantequilla con el azúcar hasta blanquear, añadimos la almendra molida, los 2 huevos y mezclamos hasta conseguir una mezcla homogénea
    2. Agregamos este relleno a la crema pastelera totalmente fría y removemos con suaves movimientos envolventes hasta conseguir la mezcla de franchipan
    3. Extendemos una de las láminas de hojaldre sobre una bandeja que podamos introducir en el frigorífico, forrada con papel sulfurizado
    4. Pintamos con el huevo batido unos 3 cm del borde de la masa, dejando una circunferencia para colocar el relleno
    5. Introducimos el franchipan en una manga pastelera con boquilla lisa y rellenamos el centro del hojaldre sin pintar con huevo
    6. Colocamos la otra lámina de hojaldre encima, presionando suavemente los bordes para que se pegue con el huevo batido
    7. Con ayuda de un cuchillo dibujamos las líneas características de la galette con precaución para no agujerear la masa
    8. Dibujamos del centro hacia las puntas
    9. Donde terminan las líneas, acabamos con forma ondulada, volviendo a meter ligeramente la masa
    10. Pintamos la galette con el resto del huevo batido y formamos unos agujeritos en el centro
    11. La introducimos en el frigorífico y dejamos reposar 20 minutos

Deja una respuesta

Utilizamos cookies y tecnologías similares para ofrecerle la mejor experiencia posible en nuestro sitio y para analizar el tráfico del sitio (sin identificarle a usted). Consulte nuestra política de cookies para obtener más información

ACEPTAR
Aviso de cookies