¿Sabías que, en sus orígenes, el helado era un dulce que apasionaba a nobles y poderosos?

A comienzos del S. XX alguien tuvo la genial idea de asociar el helado con obleas y empezaron a denominarse “helados al corte”, pues eran barras de helado de las que se cortaba la medida que cada uno deseaba.

En este post aprenderás a hacer un tradicional… ¡helado de vainilla!

En esta fotografía te hemos querido presentar el helado de vainilla con el utensilio antiguo que se utilizaba para servirlo “al corte”.

En la elaboración de este dulce indispensable, para 4 a 6 personas, necesitas:

  • 125 gr. de azúcar glacé
  • 5 yemas de huevo
  • 350 ml de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 150 ml de nata
El primer paso es calentar a fuego lento la leche con las semillas de la vaina de vainilla. Por otro lado, mezcla las yemas de huevo con el azúcar glacé y, cuando la leche esté a punto de hervir, viértela sobre las yemas removiendo continuamente.

Vuelve a poner la mezcla a fuego bajo, hasta que espese. Entonces puedes retirarla.

Coloca ese mismo recipiente, sobre un cuenco con hielos hasta que enfríe. Después pasa la crema por un colador y, cuando esté muy fría, añade la nata espesa.

Vierte el contenido en una heladera y bate de 10 a 15 minutos. Retira la crema y resérvala en un recipiente, bien tapado, en el congelador.

Espera, de dos a tres horas, y ya puedes tomar… ¡tu propio helado de vainilla al corte!

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies