El risotto es un plato tradicional italiano, muy común en el noreste del país debido a la abundancia de arroz. Sus ingredientes principales son el arroz y el queso parmesano, y se puede elaborar con un montón de ingredientes diferentes.
Nosotros hemos preparado un risotto con alcachofas glaseadas, que le aportan un exquisito toque dulce.

 
Risotto con alcachofas glaseadas
 
Tardarás unos 40 minutos en hacer este plato. Y los ingredientes para 4 personas son:
Para el arroz:

  • 350 g de arroz carnaroli
  • 1 puerro o 1 cebolla
  • 150 ml (1 copa) de vino blanco
  • 900 ml de caldo de verduras o de ave
  • 80 g de queso Parmesano
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mantequilla
  • sal

Para las alcachofas glaseadas:

  • 150 g de corazones de alcachofa en conserva
  • el  zumo de un limón grande
  • 50 ml de agua mineral
  • 100 g de Azucarera Moreno
  • 1 pizca de sal
  • ½ cucharadita de mezcla de especias (pimienta, romero, perejil, tomillo, ajo y escalonia seca)

 
Vamos a empezar glaseando las alcachofas: Echamos el zumo de limón en un cazo y agregamos el azúcar moreno, el agua, las especias y una pizca de sal y cocinamos a fuego medio hasta que la mezcla se reduzca a la mitad. Escurrimos bien las alcachofas y las agregamos al cazo, continuando la cocción 3-4 minutos más a fuego suave hasta que queden glaseadas.
 
Para el risotto, lo primero que hacemos es poner a calentar el caldo.
Mientras tanto, pelamos y picamos el puerro y lo sofreímos en una cazuela o sartén grande con el aceite durante 7-8 minutos. En este momento incorporamos el arroz y sofreímos unos instantes más removiendo hasta que sea transparente. Añadimos el vino y cocinamos hasta que se absorba.
Agregamos el caldo poco a poco, dejando que se vaya absorbiendo y removemos a menudo. La cocción tardará unos 16 minutos.
Cuando empiece a estar cocido y quede poco caldo, agregamos la mitad del queso Parmesano. Cuando esté al punto (un poquito duro), añadimos el resto del Parmesano y la mantequilla y removemos bien.
 
A la hora de servir el risotto colocamos encima las alcachofas y servimos rápidamente antes de que se apelmace.
 
Truco: Añadir el Parmesano y la mantequilla cuando aún esté un poco caldoso porque acabará de absorber mientras servimos.
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 8 = 11

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies