Las almendras garrapiñadas son un imprescindible en cualquier feria y una golosina tradicional que puedes preparar en casa de la manera más sencilla.

Con ellas puedes elaborar tus bizcochos o acompañar tus helados. Si las tomas solas, son un capricho delicioso.

Almendras garrapiñadas

Con los  pasos que te mostramos a continuación puedes garrapiñar los frutos secos que más te gusten. En este caso, preparamos unas almendras garrapiñadas.

En su elaboración necesitas:

  • 250 gr de almendras con piel
  • 250 gr de azúcar moreno
  • 200 gr de agua

En un recipiente no muy profundo, pon a hervir el azúcar moreno, el agua y las almendras.

Remueve constantemente hasta que el azúcar moreno comience a adherirse a las almendras.

Cuando estén cubiertas de azúcar, reserva las almendras en un colador grande.

Por otro lado, vuelve a poner el recipiente al fuego con el resto del azúcar que no se pegó a las almendras. Cuando esté fundido, añade de nuevo las almendras y báñalas en él.

Retira las almendras del fuego y, con ayuda de dos cucharillas impregnadas en aceite, colócalas separadas entre sí  sobre papel antiadherente.

Deja que enfríen por completo y disfruta de tus almendras garrapiñadas recién hechas.

3 Comments

  1. Tere dice:

    ¿Las almendras son crudas o tostadas?. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 85 = 90

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies