No sabemos qué tendrán estas cinnamon cookies que siempre dejan a todos con la boca abierta. ¡Compruébalo: no falla!

Receta paso a paso

 

Ingredientes

Para 30 galletas

Para la masa:

  • 300 g de harina de repostería
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • Una pizca de sal
  • 170 g de mantequilla
  • 150 g de Azucarera Extrafino
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el relleno:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 50 g de Azúcar Moreno de Caña Especial Repostería
  • 1 cucharada de canela

Para el glaseado:

  • 60 g de Azucarera Glacé Seda
  • 1 cucharada de leche
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • unas gotas de limón exprimido
  • unas gotas de colorante al gusto

Utensilios

  • robot de cocina
  • papel sulfurizado
  • manga pastelera

Cómo lo hacemos

Para la masa

  1. En un bol, mezclamos la harina, la levadura y la sal, reservamos
  2. Batimos la mantequilla reblandecida con el azúcar en un robot de cocina hasta que la mezcla esté blanquecina
  3. Añadimos el huevo y la vainilla y seguimos batiendo hasta que todos los ingredientes estén incorporados
  4. Añadimos los ingredientes secos y mezclamos (si la masa no se trabaja fácilmente, añadimos a cucharadas hasta 50 g de harina, hasta conseguir la firmeza suficiente para hacer un rollo con facilidad)
  5. Dividimos la masa en dos partes iguales y formamos 2 rectángulos de 23×18 cm sobre una hoja de papel sulfurizado
  6. Derretimos las 2 cucharadas de mantequilla, pincelamos con ella cada rectángulo y espolvoreamos con el azúcar y la canela ya mezclados
  7. Enrollamos cuidadosamente con ayuda del papel la masa y refrigeramos unas 2 horas
  8. Cortamos los rollos de masa en rodajas de 1,5 cm aproximadamente y colocamos en una bandeja previamente forrada con papel sulfurizado
  9. Introducimos en el horno precalentado a 180ºC y horneamos unos 10-11 minutos o hasta que los bordes de las galletas estén dorados
  10. Dejamos reposar unos 15 minutos al salir del horno y pasamos a una rejilla para enfriar del todo

Para el glaseado

  1. Mezclamos Azucarera Glacé Seda, la leche, el limón y el extracto de vainilla hasta conseguir una mezcla homogénea
  2. Dividimos el glaseado en dos y teñimos cada parte con los colorantes deseados
  3. Cuando las galletas estén frías, rociamos con el glaseado formando hilos de colores

cinnamon-cookies

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies