La tradición cuenta que, en el domingo de Pascua, las liebres escondían los huevos entre las plantas de los jardines. Hoy en día se ha transformado en un divertido juego que protagonizan los pequeños de la casa.

Prepara unos huevos de Pascua, envuélvelos en papel celofán de colores, escóndelos en algún rincón y propón a tus niños que lo busquen.

¡Pasaréis un rato estupendo y muy dulce!

Los huevos de chocolate o huevos de Pascua son fáciles de hacer si cuentas con un molde apropiado para chocolate, que encontrarás en tiendas especializadas en repostería.
En la elaboración de Huevos de Pascua para 4 ó 6 personas, necesitas:

  • 250 gr de chocolate negro de cobertura
  • 100 gr de chocolate blanco de cobertura
  • Un molde de 12 medios huevos

Para  la sorpresa del interior

  • 250 gr de azúcar glacé
  • Media clara de huevo
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Colorante alimenticio (Opcional)

Prepara la sorpresa

Antes de empezar a preparar tus huevos de Pascua te proponemos hacer una pequeña figura de azúcar glacé, también con forma de huevo, para esconderla en el interior del chocolate.
Basta con que mezcles la clara de huevo con las gotas de zumo de limón y, si lo deseas, con el colorante alimenticio. Añade el azúcar glacé poco a poco, hasta que tome textura para modelar.
Dale forma a la pasta y deja que tus figuras de azúcar glacé sequen a temperatura ambiente.

Prepara los huevos de Pascua:

El primer paso es fundir el chocolate de cobertura al baño maría.
Entretanto, prepara el molde para chocolate, si es de silicona debes pasarle un paño húmedo y secarlo bien; si el molde es de metacrilato o similar, te recomendamos impregnar un algodón con aceite y pasarlo por todo el molde.
Cuando el chocolate esté fundido, pinta con ayuda de un pincel el interior de tu molde.
Deja que solidifique completamente la primera capa y continúa pintando la segunda y la tercera capa.
Cuando el chocolate esté completamente endurecido desmóldalo con cuidado.
Funde el chocolate blanco de cobertura al baño maría. Cuando esté fundido, aplícalo sobre el borde de cada porción de huevo, guarda la figura de azúcar glacé que tenías reservada, y pega las mitades de dos en dos.
El resto de chocolate blanco fundido puedes utilizarlo para decorar tus huevos de Pascua con ayuda de una manga pastelera pequeña.
Deja que el chocolate endurezca y tus huevos de Pascua estarán listos para que empiece el juego más dulce.


1 Comment

  1. maria dice:

    hola te he visto en la tele y me ha gustado pero me parece que dais la receta un poco rapido he ido la pagina que habeis dicho y no consigo ver tu receta dime por donde tengo que entrar gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 5 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies