La mousse es una receta de origen francés, con base de clara de huevo montada a punto de nieve o nata, que le dan una consistencia esponjosa.
La más conocida es la mousse de chocolate, pero existen otras variantes especiales para las navidades como la mousse de castañas o la que os presentamos hoy: Mousse de toffe y turrón con corazón de trufa.

Mousse de Toffe y turrón
 
Tardarás casi una hora en prepararlo, más el tiempo necesario de reposo. Pero el tiempo y la dedicación requeridos por este dulce tienen su recompensa, ya que pocas veces tendremos la oportunidad de degustar un postre tan delicioso.
En la elaboración de la Mousse de toffe y turrón con corazón de trufa para 6 personas, necesitas:
Para la mousse:

  • 60 g de turrón blando
  • 200 ml de nata para montar
  • 100 g de Azucarera Blanco
  • 1 clara de huevo
  • 2 hojas de gelatina

Para el relleno de trufa:

  • 60 g de chocolate negro para fundir
  • 60 ml de nata líquida
  • 1 cucharada de Azúcar Blanco
  • 1 cucharada de cacao en polvo

Para decorar:

  • Unos trocitos de turrón blanco
  • Algunas virutas de chocolate negro

 
Vamos a empezar preparando la trufa, el corazón de nuestro postre. En un cazo llevamos la nata a ebullición. En un bol troceamos el chocolate y vertemos la nata, removiendo hasta obtener una crema homogénea. Una vez listo, dejamos enfriar hasta que la crema esté consistente.
Cuando haya adquirido consistencia, formamos 6 trufas del mismo tamaño, las hacemos rodar sobre el cacao hasta que queden cubiertas y las reservamos en el congelador.
Llega el momento de preparar la mousse. Lo primero es remojar la gelatina durante 5 minutos en un bol con agua fría. Mientras, introducimos 80 g de azúcar blanco en un cazo con 2 cucharadas de agua y cocemos hasta obtener un caramelo rubio. Echamos la mitad de la nata al cazo y removemos hasta que se integre.
Añadimos también la gelatina escurrida y entibiamos en un bol removiendo de vez en cuando.
Montamos la nata con la ayuda de unas varillas eléctricas. Limpiamos las varillas y montamos también la clara a punto de nieve, añadiendo el azúcar blanco restante y continuamos montando durante un minuto.
Mezclamos la crema de caramelo con parte de la nata delicadamente y luego con el resto. Incorporamos también la clara de huevo, removiendo de arriba abajo, y por último unos trocitos de turrón desmenuzado.
Vertemos la preparación en 6 moldes de semiesferas de silicona, o en su defecto, en cualquier otro molde deseado (flanera, aro…). Colocamos una trufa dentro de cada uno y conservamos en el congelador durante 3 horas como mínimo antes de desmoldar.
Cuando vayamos a comerlo, desmoldamos y los servimos decorado con más turrón y alguna viruta de chocolate.
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies