La Panna Cotta es un postre lácteo de origen italiano cuya traducción literal es nata cocida. Es una preparación de aspecto gelatinoso y suave al paladar.

Os proponemos hacer una panna cotta rellena de frutos rojos, una preparación sorprendente y muy fácil de hacer.

Panacota rellena de confitura

La Panna cotta puedes tomarla sola o rellena, como te proponemos; además resulta riquísima acompañada de mermelada casera, frutas de temporada o salsa de caramelo.

En la elaboración de Panna cotta rellena para 4 ó 6 personas, necesitas:

  • 4 hojas de gelatina
  • 500 ml de nata
  • 100 gr de azúcar glacé
  • 100 gr de confitura de frutas rojas

*4 ó 6 moldes metálicos de unos 8-10 cm de diámetro

Comienza hidratando las láminas de gelatina en agua fría.

Por otro lado, pon un cazo al fuego con la nata y el azúcar glacé; cuando comience a hervir, retíralo del fuego.

Escurre bien las láminas de gelatina y añádelas a la nata, remueve la preparación y pásala por un colador, para afinar la masa.

Pinta con aceite los moldes metálicos, rellénalos y resérvalos en el frigorífico hasta que solidifiquen.

Cuando la preparación haya endurecido, con ayuda de una cucharilla, vacía una porción del centro de la panna cotta (con cuidado de no romper las paredes) y rellénala con la confitura de frutos rojos.

Vuelve a poner al fuego la porción de panna cotta retirada y, cuando esté fundida, cubre con ella la panna cotta rellena.

Por último, refrigera los moldes rellenos, hasta que solidifique de nuevo, y sirve tu Panna cotta rellena de frutos rojos recién sacada del frigorífico.

¡Un postre fácil y rico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

48 + = 57

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies