Si algo es seguro es que cada tarta deliciosa tiene su personalidad. Y si podemos decir algo de la de la tarta de arándano, requesón y merengue es que es tremendamente carismática y fascina a todo aquel que la prueba. Compartirla será muy fácil.

tarta-arandano-requeson-merengue
Tardarás: 1 hora + reposo
Los ingredientes que necesitarás para 8 personas son:
Para la base:

  • 140 g de harina + 1 cucharada
  • 15 g (1 cucharada) de Azucarera extrafino
  • 115 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal

Para el relleno de requesón:

  • 4 láminas de gelatina
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 200 g de requesón
  • 20 g de Azucarera extrafino (1 cucharada)
  • 60 ml de nata para montar
  • 15 ml de agua

Para el resto:

  • 1 bote de mermelada de arándanos
  • 1 limón
  • 2 claras de huevo
  • 100 g de Azucarera extrafino
  • una pizca de sal
  • unas gotas de colorante lila (opcional)
  • 1 caja de arándanos
  • 10 hojas de menta

1 Preparar la base: Mezclar la harina con la cucharada de Azucarera extrafino, 115 g de mantequilla y la sal con la ayuda de un robot hasta obtener migas. Añadir 3 cucharadas de agua helada y mezclar unos instantes más. Envolver la masa en film transparente y refrigerar al menos 1 hora.
2 Untar con mantequilla un molde para tarta (de unos 22-24 cm de diámetro) y enharinarlo ligeramente. Extender la masa sobre la superficie de trabajo enharinada y forrar el molde recortando el sobrante con la ayuda del rodillo. Pinchar el fondo y cocer en el horno, precalentado a 180ºC, durante 25-30 minutos hasta que esté dorado.
3 Para el relleno: Remojar la gelatina 5 minutos en agua fría. Verter el queso, el azúcar y la vainilla en un recipiente y batir con unas varillas eléctricas 2 minutos. Escurrir la gelatina, diluirla en el agua hirviendo y añadirla a la mezcla de queso removiendo bien.
4 En otro recipiente, montar la nata bien fría con la ayuda de unas varillas eléctricas y agregarla delicadamente a la mezcla anterior.
5 Cubrir con la mermelada la base de galleta, verter la crema de requesón encima y dejar reposar en la nevera durante 2 horas.
6 Para el merengue: montar las claras a punto de nieve con la ayuda de unas varillas. Agregar el azúcar y seguir batiendo hasta obtener un merengue fuerte. Dividir en dos partes el merengue. Mezclar una de las partes con el colorante e introducir en dos mangas pastelera de boquilla lisa grande el merengue blanco y el lila.
7 Con el merengue blanco, formar pequeñas bolas puntiagudas recubriendo parcialmente la tarta. Tostar ligeramente el merengue con un soplete y terminar con las bolas de merengue lila. Decorar con  arándanos y hojas de menta.
8 ¡Disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 41 = 43

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies