Con la llegada del calor y el buen tiempo vuelven también una gran variedad de frutas refrescantes: melón, sandía, melocotón, nectarina… y el protagonista de hoy, el albaricoque.
Vamos a elaborar unas deliciosas Tartaletas de Albaricoques con franchipán. Serán todo un lujo para invitar a merendar a nuestros amigos en las largas tardes de verano. Puedes acompañarlas con un zumo, una refrescante limonada o un contundente batido
 
Tartaletas de Albaricoques
 
Franchipán es un término francés derivado de un apellido italiano. Desde principios del siglo XVIII el nombre se usa para referirnos a un tipo de tarta rellena de crema de almendras, aunque también para designar una crema compuesta de crema de almendra y crema pastelera.
 
Tardarás unos 50 minutos en preparar estas Tartaletas de Albaricoque. En su elaboración para 6 personas necesitas:
 
Para la masa:

  • 250g de harina
  • 140 g de mantequilla
  • 75 g de azúcar Glace Seda
  • 25 g de almendra molida
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo

 
Para el relleno:

  • 500 g de albaricoques
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de azúcar glas + 1 cucharada
  • 50 g de almendra molida
  • 20 g de harina de trigo normal
  • 1 huevo

 
Lo primero que vamos a preparar es la masa. Para ello introducimos la harina en un cuenco, agregamos la mantequilla reblandecida, la almendra, el azúcar glace, el huevo y una pizca de sal.
Amasamos con las manos hasta obtener una masa homogénea.
Extendemos la masa sobre una superficie lisa enharinada con la ayuda de un rodillo.
Forramos 6 moldes de tartaleta bien untados con mantequilla (para evitar que se pegue la masa), recortamos los bordes que sobresalen y reservamos en el frigorífico.
 
Ahora vamos con el relleno. Introducimos la mantequilla previamente reblandecida en un cuenco, junto con el huevo y 50 g de azúcar glace y batimos con unas varillas hasta obtener una mezcla espumosa. Agregamos después la harina y la almendra molida y volvemos a remover.
Precalentamos el horno a 180ºC.
A continuación lavamos los albaricoques, los partimos por la mitad y eliminamos el hueso. Forramos el molde con la masa, cubrimos con el relleno y disponemos encima los albaricoques deshuesados y cortados en cuartos de forma decorativa.
Horneamos a 180ºC, durante 25-30 minutos. Pasado este tiempo sacamos la bandeja del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla, espolvoreamos con el azúcar glace restante y servimos.
También puedes dejarlas un tiempo en la nevera antes de servir, así el albaricoque será más refrescante.
 
 

4 Comments

  1. Helena PD dice:

    Hola porque fruta puedes cambiar los albaricoque ,es que no me gustan

  2. Teté dice:

    Gracias por la receta, quede súper bien con mi familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 83 = 86

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies