Para despedir el año hemos reservado una receta espectacular, tanto de aspecto como de sabor: Tartaletas de chocolate y maracuyá.
La maracuyá, también llamada fruta de la pasión, es un fruto tropical con origen en Centroamérica y Sudamérica, de un sabor un poco ácido y con aroma, que combina perfectamente con el amargor del chocolate, consiguiendo en este postre un contraste único de sabores y sensaciones. Y visualmente, con el polvo de oro comestible, le da una apariencia profesional y de alta repostería.

 
Tartaletas Choco y Maracuyá Navidad
 
En 55 minutos podrás preparar uno de los mejores postres que haya hecho. A este tiempo tendrás que añadirle lo necesario para que se enfríe.
 
Para elaborar 4 tartaletas necesitas:
 
Para la masa:

  • 125 g de harina
  • 75 g de mantequilla reblandecida
  • 40 g de Azucarera Blanco
  • 22 g de almendra molida
  • 1 huevo pequeño
  • una pizca de sal

 
Para el relleno:

  • 140 g de puré de maracuyá (fruta de pasión)
  • 10 g de maicena (opcional)
  • 50 g de Azucarera Blanco
  • 150 g de chocolate fondant
  • 150 ml de nata líquida

 
Para decorar:

  • 50 g de fondant
  • unos gramos de polvo oro comestible
  • cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharada de Azucarera Glace Seda

 
Empezamos preparando la masa para las tartaletas. Para ello mezclamos todos los ingredientes de la masa en un bol, amasamos con las manos hasta obtener una masa homogénea y dejamos reposar unos minutos en el frigorífico.
Separamos la masa en 4 partes y extendemos cada parte en un disco de ½ cm. de grosor. Forramos con cada uno un molde de tartaleta, presionando delicadamente con las yemas de los dedos para que coja la forma, y así eliminar la masa que sobresale de los bordes.
Pinchamos la pasta con un tenedor y lo cubrimos con legumbres secas, tapadas con papel de aluminio o papel de hornear, para evitar que la masa crezca en el horneado.
Introducimos las tartaletas en el horno, previamente precalentado a 180ºC y horneamos durante unos 18 minutos, hasta que estén doradas.
Al sacarlas, dejamos enfriar sobre una rejilla.
 
Para el relleno, llevamos la nata a ebullición, la vertemos en un cuenco sobre el chocolate troceado, removiendo hasta obtener una “ganache” de chocolate homogénea, que reservamos de momento.
En otro cazo mezclamos el puré de maracuyá con el azúcar blanco y la maicena disuelta con 2 cucharadas de agua y cocemos a fuego suave hasta que espese ligeramente. Dejamos enfriar la crema removiendo a menudo.
Cuando las tartaletas estén frías, desmoldamos y rellenamos con la crema de maracuyá y el chocolate. Dejamos reposar en el frigorífico un mínimo de 30 minutos para que cuaje y después retiramos para que no se reblandezca la masa.
 
Como broche final, decoramos al gusto con estrellas de nieve de fondant y espolvoreando un poco de cacao y oro en polvo comestible sobre la tartaleta.
 
 

2 Comments

  1. sara lópez dice:

    Hola, soy de Perú, aquí tenemos maracuya en fruta fresca (muy rica por cierto) con debo medir la pulpa después de sacar las pepas y licuar la fruta o antes de eso, porque así será líquido, quizá tengas alguna equivalencia en mililitros o centímetros cúbicos. Gracias por tu respuesta porque ME ENCANTAN tus recetas soy tu fans 🙂

    • Azucarera dice:

      No hemos probado a hacerlo con zumo de maracuyá. Pero puedes hacerlo sin problemas, seguro que está muy rico. Lo único que al ser más líquido puede afectar a la textura, por lo que no añadas mucha cantidad. Prueba poco a poco. Dulces saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies