Un entrante natural, fresco y con unos matices estupendos al paladar: Tartaletas de requesón y fresas.

Este plato es muy apropiado también para una cena ligera y, al ser una preparación vistosa pero sencilla.

Quedarás como un auténtico chef en pocos minutos.

Tartaletas de fresas y queso ricota

El requesón es un ingrediente muy rico en proteínas y bajo en grasas. Puedes tomarlo solo, utilizarlo en postres o en platos salados, como estas tartaletas que te proponemos.

En la elaboración de tartaletas de requesón y fresas para, 4 ó 6 personas, necesitas:

  • 4 láminas de pasta brick o filo
  • 30 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar glacé
  • 300 gr de requesón
  • 2 pepinos
  • 1cucharada de anacardos
  • 1 cucharadita de orégano
  • 100 gr de fresas
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

*Unos aros de emplatar, de 8 cm  o 10 cm de diámetro.

Precalienta el horno a 200°

En un cazo al fuego, funde la mantequilla a fuego medio y, cuando esté derretida, pinta con ella uno de los lados de cada lámina de la pasta brick y espolvorea el azúcar glacé sobre ella.

Corta en cuatro partes iguales las láminas de pasta.

Coloca, en cada aro de emplatar, 4 láminas de pasta cortadas de forma que no coincidan las puntas, como ves en la fotografía.

Sobre cada aro con la pasta brick, pon papel antiadherente y peso en el centro. *Este peso pueden ser garbanzos o arroz para que no suba la pasta.

Hornea, durante 5 minutos, a 200°

Saca las tartaletas del horno y retira cada molde con mucho cuidado, pues la pasta brick o filo se rompe con facilidad. Resérvalas.

A continuación, pela el pepino y trocéalo en pequeños dados, saltéalos a fuego lento en un fondo de aceite de oliva, hasta que queden transparentes.

Salpimienta el pepino al gusto, y mézclalo con el requesón, el orégano y los anacardos machacados.

Por otro lado, lava las fresas y trocéalas. Saltéalas ligeramente en un fondo de aceite y espolvoréalas con azúcar glacé.

Unos minutos antes de servir, rellena tus tartaletas con el requesón y las fresas.

¡Una delicia!

 
 

2 Comments

  1. Patricia dice:

    Hago un merengue estupendo de fresa, limón, naranja, pero no lo se hornear bien. ¿Como tengo que hornearlo para que me queden duritos y poder conservarlos? y para que me queden blanditos por dentro? Quiero que mantengan sus estupendos colores.

    • Azucarera dice:

      Hola Patricia, puedes hornear los merengues durante 90 minutos a 140° y quedarán blanditos por dentro y crujientes por fuera. Un dulce saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

46 + = 56

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies