Se acerca la noche de Halloween y muchos nos preguntáis por recetas para estas fechas. Vamos a empezar por unas sencillas galletas, pero con una terrorífica decoración que encantará a pequeños y mayores por igual.
Serán perfectas para repartir entre todos los niños que lleguen a nuestras casas pidiendo caramelos. ¡Ya verás que sorpresa se llevan! 
 
Galletas Halloween
 
El tiempo de preparación es de unos 50 minutos, y los ingredientes para unos 20-25 galletas son:
 
Para la masa de las galletas:

  • 250 g mantequilla temperatura ambiente
  • 150 g Azucarera Blanco
  • 1 huevo
  • Unas gotas de aroma de vainilla
  • 500 g harina

 
Para la decoración con glasa:

  • 200 g de Azucarera Glace Seda
  • 1 clara de huevo pequeño o 1 clara pasteurizada (también puedes utilizar merengue en polvo o albúmina)
  • Una cucharadita de zumo de limón
  • Colorantes alimentarios: naranja, blanco y negro

 
Utensilios:

  • Moldes corta pasta Halloween, que podéis encontrar estos días en un montón de tiendas y supermercados.
  • Papel de horno
  • Boquillas finas y mangas pasteleras

 
Vamos a empezar preparando las galletas: En un bol juntamos la mantequilla, el azúcar blanco, el aroma de vainilla y el huevo y removemos bien.
Incorporamos la harina tamizada poco a poco y sin trabajar mucho la masa para que no se endurezca. Hacemos una bola y la dejamos reposar en la nevera envuelta en papel film unos 30 minutos.
Pasado este tiempo, estiramos la masa sobre una superficie enharinada con un grosor de 5 mm. y cortamos con la forma deseada. Disponemos las galletas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y cocinamos a 180ºC (precalentado previamente), entre 12 y 15 minutos. Pasado ese tiempo, cuando los bordes se empiezan a dorar, las retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
 
A continuación elaboramos la glasa: batimos la clara de huevo con el azúcar glace seda y añadimos una cucharadita de zumo de limón para que tenga una textura más untuosa. Separamos la preparación en tres partes y mezclamos con gotas de colorante hasta conseguir el color deseado.
Introducimos la glasa en una manga pastelera con boquilla muy fina y decoramos la superficie de las galletas. Si no tienes manga pastelera, te proponemos un truco con papel de hornear.
Para más perfección, haz el borde de las galletas con la glasa y luego rellena para que los bordes queden perfectos.
 

2 Comments

  1. nerea dice:

    hola Alma eres magnifica me encantan tus recetas qusiera saber como conseguir la glasa real negra aparte que no consigo el negro se queda super liquida ya no puedo deliniar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 19 = 22

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies